Quizás sea un poco exagerado el  afirmar que el futuro del Internet está EXCLUSIVAMENTE en manos de los diseñadores gráficos, pero nadie duda de que la imagen sea determinante en el interfaz  de un sitio Web que pretenda tener éxito en Internet.

Dentro del análisis de las partes que componen una página Web del presente, el diseño multimedia es un componente casi imprescindible, en especial de la página principal, o de la estructura común a todo el sitio. Eso no es novedad ahora… pero sí que lo fue en la década de los noventa, cuando hizo su aparición la primera versión de Flash, de la mano de Macromedia, que estaba consciente de que era cuestión de tiempo el que las conexiones  de banda ancha llegaran a cada hogar de los países industrializados. Estaban conscientes de que el diseño gráfico Web del futuro incluiría obligatoriamente Flash en páginas Web, como un instrumento imprescindible para dotar de capacidades multimedia a cualquier página Web.

Hoy en día, el diseño multimedia se ha fusionado ampliamente con las tecnologías informáticas para crear nuevos elementos audiovisuales que proporcionen al usuario un sitio Web que integre audio, vídeo, texto e imagen totalmente integrados.

En este escenario, ¿cuál sería el “siguiente paso” en el diseño multimedia?

Las tecnologías actuales apuntan hacia lo más pequeño y de uso diario, es decir los teléfonos móviles.

El diseño Web gráfico orientado hacia esta clase de dispositivos, debe ofrecer al usuario soluciones  muy concretas que incluyen:

Cada detalle del Internet utiliza como parte importante de su estructura el diseño multimedia. Visto desde esta perspectiva, ¿no es verdad que el futuro del Internet está en las manos de los diseñadores gráficos?